Lácrima Christi

21,20 €
Impuestos incluidos

Para la elaboración de este vino, las uvas se han seleccionado con el fin de obtener un alto grado de maduración. La maceración dura unos cuatro días. La fermentación se controla hasta que alcanza los 15º. En ese momento, se para la fermentación con un tratamiento de frío y, de ese modo, el contenido de azúcar residual queda de forma natural en el vino.

Ficha técnica

Cantidad

  • Política de seguridad (editar con el módulo Información de seguridad y confianza para el cliente) Política de seguridad (editar con el módulo Información de seguridad y confianza para el cliente)
  • Política de envío (editar con el módulo Información de seguridad y confianza para el cliente) Política de envío (editar con el módulo Información de seguridad y confianza para el cliente)
  • Política de devolución (editar con el módulo Información de seguridad y confianza para el cliente) Política de devolución (editar con el módulo Información de seguridad y confianza para el cliente)

Para la elaboración de este vino, las uvas se han seleccionado con el fin de obtener un alto grado de maduración. La maceración dura unos cuatro días. La fermentación se controla hasta que alcanza los 15º. En ese momento, se para la fermentación con un tratamiento de frío y, de ese modo, el contenido de azúcar residual queda de forma natural en el vino. No existe adición de azúcar o de alcohol, como en otros vinos dulces; por eso es un dulce natural. Seguidamente, el vino se deposita en barricas de roble, donde permanecerá durante 8 ó 10 años hasta su posterior embotellado, etiquetado y puesta a la venta en el mercado. El vino Lácrima Christi constituye una reliquia enológica y es un homenaje a los antiguos agricultores y bodegueros de Jumilla. Es un producto que se ha mantenido a lo largo de la historia de la enología de nuestra zona, no hay en toda la Denominación de Origen Jumilla un producto como este. Este vino es el tradicional que se elaboraba en Jumilla, el tipo de vino de mayor calidad que se producía a antaño. En tiempos pasados se tenía la costumbre de vendimiar muy tarde, cuando el grado de las uvas era muy elevado, en esas condiciones la fermentación no llegaba a completarse por llegar a un grado de alcohol de 15/16º, por lo tanto, quedaban azúcares de la uva que le aportaba un sabor dulce. Este vino se podía conservar durante mucho tiempo y así lo hacían, lo guardaban en barricas de madera solo para las grandes ocasiones. Según esta costumbre seguimos elaborándolo y dando la oportunidad a nuestros clientes de disfrutar de este producto que afortunadamente no se ha quedado en el olvido.

LAC
1951 Artículos

Ficha técnica

Variedad de uva
Monastrell
Tipo
Tinto dulce natural

Referencias específicas